La Ley Orgánica de la Superintendencia del Medio Ambiente establece es su artículo 3° letra c) y p) las facultades de dicho organismo para la administración y autorización de Entidades Técnicas de Fiscalización Ambiental y de Certificación Ambiental respectivamente.

 

El D.S. N° 38/2013 y el D.S. N° 39/2013 ambos del Ministerio del Medio Ambiente regulan el proceso de autorización de dichas Entidades Técnicas, estableciendo los requisitos y procedimientos generales que deben cumplir las organizaciones para ser autorizados como Entidades Técnicas.

 

 

Adicionalmente, dichos reglamentos establecen que para la autorización de las Entidades Técnicas, éstas deben contar con personal idóneo en los alcances que corresponda, los que deben tener al menos 3 años de experiencia en el ámbito al que postulan y un título acorde a los alcances postulados. De esta manera, una Entidad Técnica de Fiscalización Ambiental deberá contar con al menos un Inspector Ambiental y una Entidad Técnica de Certificación Ambiental, con un Evaluador de Conformidad Ambiental.

 

 

 

 

 

La Superintendencia de Medio Ambiente (en adelante SMA), tiene como función y atribución (según lo establecido en la LOSMA), la contratación de labores de inspección, verificación, medición y análisis, incluido el muestreo, a entidades técnicas acreditadas, con el objeto de apoyar las labores de fiscalización ambiental.

 

 

La fiscalización ambiental puede desarrollarse en tres modalidades:

 

 

1.- Directamente a través de la Superintendencia del Medio Ambiente.

 

2.- A través de la subprogramación de actividades de fiscalización a organismos sectoriales.

 

3.- A través de Entidades Técnicas de Fiscalización Ambiental.

 

 

 

 

Los ámbitos de aplicación de las actividades que desarrolla una Entidad Técnica de Fiscalización Ambiental, según lo define el artículo 21° del D.S. N° 38/2013 del Ministerio del Medio Ambiente, son las siguientes:

 

 

 

 

 

 

Con la entrada en vigencia de la Ley Orgánica de la SMA, se dictó la Resolución N° 37/2013, que “Dicta e Instruye Normas de Carácter General sobre Entidades de Inspección Ambiental y Validez de Reportes”. Esta resolución establece que dichas entidades podrán desarrollar actividades de muestreo, análisis y/o medición, siempre que ésta se encuentre: (i) acreditada, certificada o autorizada por un organismo de la administración del Estado para llevar a cabo tales actividades y (ii) cuya acreditación, certificación o autorización se encuentre vigente al momento de la entrada en vigencia de la presente resolución. Asimismo, señala que lo anterior también se aplicará respecto de aquella entidad que cuente con acreditación vigente en el Sistema Nacional de Acreditación administrado por el Instituto Nacional de Normalización, o la entidad que la suceda, respecto de un área y alcance técnico afín a las actividades de inspección ambiental.

 

El D.S. N° 38/2013 del Ministerio del Medio Ambiente que “Aprueba el Reglamento de Entidades Técnicas de Fiscalización Ambiental de la Superintendencia del Medio Ambiente”, define los requisitos y procedimientos para la autorización y control de las Entidades Técnicas de Fiscalización Ambiental (ETFA) estableciendo, por una parte, un régimen provisorio de autorización, que implica la inscripción del postulante en un Registro y el reconocimiento de sus acreditaciones o autorizaciones; y, por otra parte un régimen normal de autorización a partir de la dictación de requisitos específicos de autorización.

 

 

 

 

Un sujeto fiscalizado (titular) debe contratar a una ETFA para realizar mediciones, análisis y muestreos, en el marco de la obligación de dar cumplimiento a una normativa ambiental general o específica. Asimismo, debe contratar a una ETFA para realizar los reportes periódicos de cumplimiento, planes de reparación, planes de compensación o medidas provisorias. La ETFA deberá informar del resultado de sus actividades al sujeto fiscalizado, quien derivará la información que corresponda a la SMA, adjuntando los resultados de las actividades de las ETFA. Por otra parte, la SMA podrá contratar a una ETFA para para realizar mediciones, análisis y muestreos, inspección y verificación.

 

 

 

 

 

La SMA someterá a las Entidades Técnicas autorizadas a un estricto programa de seguimiento y control de sus actividades, lo que puede involucrar ensayos de aptitud, fiscalizaciones, auditorías, entre otros. El incumplimiento de las obligaciones establecidas en el artículo 15 del D.S. N° 38/2013 del MMA, serán sancionadas de acuerdo a lo señalado en artículo 19° del mencionado reglamento.

 

Acceso a Ensayos de Aptitud SMA

 

 

 

 

 

 

 

El Reglamento de Entidades Técnicas de Certificación Ambiental (D.S. 39/2013 MMA), establece que la certificación ambiental puede llevarse a cabo respecto de una parte o de la totalidad de los proyectos, sistemas, actividades o fuentes reguladas por uno o varios instrumentos de gestión ambiental de competencia de la SMA, como las Normas de Calidad y de Emisión, Planes de Prevención y/o Descontaminación, Resoluciones de Calificación Ambiental (RCA), entre otros.

 

Las actividades de Evaluación y Certificación Ambiental deben ser desarrolladas por Entidades Técnicas de Certificación Ambiental (ETCA) y Evaluadores de Conformidad Ambiental (ECA), autorizados. Dichas entidades y evaluadores, se encuentran inhabilitados para efectuar actividades de Evaluación y/o Certificación Ambiental, respecto de un proyecto, sistema, actividad o fuente, con cuyo titular esté o haya estado en una relación directa o indirecta, mercantil o laboral, o si existen vínculos familiares.

 

Es importante destacar que existe incompatibilidad absoluta entre el ejercicio de actividades de evaluación y/o certificación ambiental, y el ejercicio de actividades de consultoría para la elaboración de Declaraciones o Estudios de Impacto Ambiental.

 

Para que se pueda realizar una Evaluación y Certificación Ambiental, ya sea de una parte o de la totalidad de una Unidad Fiscalizable (proyecto, sistema, actividad, fuente, etc.), esto debe ser requerido explícitamente en los instrumentos de gestión ambiental o directamente por la Superintendencia del Medio Ambiente; por otra parte también puede ser propuesto voluntariamente por el titular de una Unidad Fiscalizable, en el marco de una Declaración o Estudio de Impacto Ambiental, entre otros instrumentos, quedando a juicio de la autoridad que corresponda la aceptación o rechazo de la solicitud de someterse al proceso de evaluación y certificación ambiental.

 

 

 

La autorización de las Entidades Técnicas de Certificación Ambiental por parte de la Superintendencia del Medio Ambiente, para los alcances disponibles, estará supeditada a la formalización del inicio del proceso de acreditación bajo la norma NCh-ISO17020-2012, con el Instituto Nacional de Normalización (INN), así como a la verificación del cumplimiento del Perfil de Competencias Técnicas del Evaluador de Conformidad Ambiental.

 

 

El titular de una fuente, proyecto, actividad o sistema, puede someterse de manera voluntaria u obligatoriamente a una evaluación y certificación de conformidad ambiental, de manera de certificar el cumplimiento de la normativa específica y de los hechos vinculados a ella, que fueron evaluados por los certificadores, por lo que no podrá iniciarse procedimiento sancionatorio por los hechos objeto de la certificación.

 

La SMA someterá a las Entidades Técnicas autorizadas a un estricto programa de seguimiento y control de sus actividades, lo que puede involucrar ensayos de aptitud, fiscalizaciones, auditorías, entre otros. El incumplimiento de las obligaciones establecidas en el artículo 14 del D.S. N° 39/2013 del MMA, serán sancionadas de acuerdo a lo señalado en artículo 18° del mencionado reglamento.